19 de agosto de 2010

UNA CAJITA QUE PESA UN MILLÓN

 
 
Las cajas,
son de plástico,
y a veces,
contienen
plástico;
las cajitas que les cuento,
llevan adentro
el incienso,
la mirra,
los aromas
del pachulí indio,
y algún que otro
jazmín, pequeño,
con ese profundo aroma,
que asoma;
los azahares ya no
viven;
y por contener
tantos aromas,
que traen a la memoria,
recuerdos, muchos,
solo por eso, señor
pesa casi un millón,
pero como hada,
proclamada, o hechicera
mordaz...
hoy también regalo
la memoria sensorial.