8 de septiembre de 2010

Contigo...

 
 
Contigo …

Las sombras se convierten

en total algarabía,

las horas que trascurren,

me arrullan en su hechizo,

titilan mis pupilas,

y una simple frase

que sale de tus labios

me lleva hasta la gloria.

El mundo ahora duerme,

la noche es solo nuestra.

Tus besos me devuelven

Sabores olvidados,

gustillo de miel pura

que solo tú destilas.

El alba roza suave

mi piel emborronada,

Mis manos yacientes

se aferran a tu espalda.

Despierto y no te tengo…

Tan solo eres la brisa

Que se va con la alborada.