23 de septiembre de 2010

Hoy te digo adiós

 
 
Voy a volar lejos,
donde no me puedas ver,
donde tus recuerdos se vuelvan añejos,
donde mis poemas no puedas leer.

Emigraré a un lugar distante,
porque siento el frio de la soledad,
cuando mis palabras ignoras
de forma cruel y constante
redundado con frases llenas de vacuidad,
con las que respondes después de horas.

Voy a alejarme de tu lado,
donde no me puedas encontrar,
porque me has decepcionado
y tu ofensa no puedo olvidar.

Si voy a dejarte escuchaste bien,
he tomado la decisión,
a ver si ahora encuentras a quién,
rompes de tal forma su corazón.

Te digo hoy adiós
y  lo hago a la distancia,
es mejor así para los dos,
evitando con esto cualquier discrepancia.

Porque no quiero más discusiones,
que opaquen el lindo recuerdo,
que viven dentro de nuestros corazones,
al menos en el mío puedes creelo.

Basta  de charlatanería,
ya he preparado el equipaje,
no caeré en la mojigatería,
pues el tren del olvido ha solicitado el abordaje.

Me voy para no volver,
pues mucho he sufrido a tu lado
con el tiempo quizás puedas entender,
que como yo nadie te ha amado.



Aun así, te deseo lo mejor
aunque no sepas valorar,
lo que se aleja hoy de tu lado,
se te escapa el verdadero amor,
y mañana lo has de recordar,
pero ya solo vivirá en tu pasado.

Adiós por última vez,
es hora de partir,
no creo que llores,
pues tu corazón nada puede sentir.