3 de septiembre de 2010

PERDONAME VOS

 
 
Perdóname vos que me miras así;
perdóname el hambre,
las banderas,
perdóname toda la vergüenza
que tenes,
que tal vez sigas teniendo,
porque la impotencia, a veces,
se parece al miedo.