16 de octubre de 2010

MI SENTIR...




¿Qué hablar, qué decir?
¿Por qué llega este sentir?
¿Cómo desterrarlo de mi?
¿Por qué razón no conocida,
tomo cuerpo en mi vida?
Nada tengo que hacer,
solo dejarlo salir,
que recorra calles y plazas,
que deje por las esquinas,
repartida mi alma,
que suba a las altozanos,
y derrame sus lágrimas.
No quiero retenerlo,
no quiero guarecerlo,
porque como mío,
no acierto a reconocerlo.
Me persigue y me toma,
sin dejar resquicio,
dónde me esconda,
abre puertas y ventanas,
deja entrar sin piedad
a los vientos que en sus brazos
me traen la tempestad,
que arrasa mi calma,
dándome a surgir
el anhelo de un decir:
"!no me quedan fuerzas,
soy lo que quieras hacer de mi!"

Elizabetta
Agosto de 2010