29 de octubre de 2010

MIS PALABRAS...



No se que pasó, no se que fue
como vino esta desazón
como llegó este sentimiento cruel.

Mis palabras son mías,
y aunque entregadas al viento,
impregnadas van, de mis acentos.

Son las hijas que no tengo,
son las hermanas que no comprendo
son las sombras que me acosan
golpe a golpe, momento a momento.

No quiero entregarlas...a labios ajenos
no quiero compartir...mis fundamentos
que a hierro candentes llenan,
las iniciales de mis sufrimientos.

Y si algún día son de alegría,
abriré puertas y ventanas
a los nuevos vientos,
que me limpien el alma,
y dando las gracias,
a los dioses que nada perdonaron,
a los que sin consideración,
la condición de deidad
siempre como bandera portaron,
dejaré el cielo...
el más limpio, el más azul,
vestido de gala y engañosa mirada.

Y yo como las nubes...más abajo..
llevada por los vientos
y mecida por las brisas...
como los velos de tul,
disfrutando del viaje y el paisaje...
atravesando mundos y dibujando sombras...
tapándoles la visión de toda la belleza
que solo podrán divisar
cuando por descuido pierda el paso..al pasar..

Y jocosa preguntaré..
¿Quién es más dios?..
¿Quién tiene más poder?..
¿Quiénes los inmortales son?...

Y en el firmamento carteles escribiré:
"Bienvenidos al mundo de los eternos...
aquí no existen las sombras,
aquí no existen dioses,
solo mis palabras...y yo"

Elizabetta
Oct de 2010