20 de octubre de 2010

SUTIL DIFERENCIA

 
 
No me preguntes por qué
pero siento que lo único que quiero en la vida es no perderte

aunque en realidad, si me lo pongo a pensar
lo único que quiero en la vida
es encontrarte.