5 de noviembre de 2010

Dios Esta Contigo

 
 
A pesar de tantas penas,
existe motivo para sonreír,
pues también hay cosas buenas
que alegran nuestro vivir.

Que importa estar cabizbajo,
o con deseos de llorar,
siempre existe el atajo
que a la felicidad nos ha de llevar.

No importan las desilusiones,
si aún queda camino por delante,
en el cual tomaras decisiones,
en un determinado instante.

No te dejes caer,
ánimo debes buscar,
cambiar tu proceder,
sin dejarte abandonar.

Forja tu propio destino,
si quieres superar,
traza tu propio camino
y así tus metas alcanzar.

Levanta tu moral,
pensando en el futuro,
pues si actúas mal
seguramente te será duro.

No digas que has fracasado,
cuando solo una batalla se ha perdido,
pues experiencia has ganado,
en los errores que has cometido.

Vamos amigo
deja de sufrir,
Dios está contigo,
y por ello debes sonreír.

No te sientas desamparado,
si no encuentras a quien acudir,
Dios está a tu lado
y a él puedes asistir.

Con él siempre se puede contar,
aún en la peor situación,
tan solo tienes que orar
con todo tu corazón.

Él está presto a escucharte
y a brindarte la mano
sin nada que reclamarte
qué esperas mi hermano.

Solo debes recordar
que en toda ocasión
a él gracias debemos de dar
y abrirle nuestro corazón.