24 de enero de 2011

Tan Solo Remembranzas



Buscando llegar al fondo,
he descubierto una realidad,
no importa si llego a lo más hondo,
porque necesito de esa verdad.

Porque aún a la distancia te recuerdo
y hago caso omiso del tiempo,
aunque nos separamos por mutuo acuerdo
para mi no fue un dulce momento.

¿Dónde estas ahora?,
¿Qué fue de tu persona?,
¡mi alma te añora!
pero de forma antañona.

Cicatrices llevamos en el alma
así como en el corazón,
pero debemos mantener la calma
y hacer uso de razón.

Me dejaste partir,
no te importo que quedara herido
y aunque te quisieras arrepentir,
es tarde porque a volar he aprendido.

Volé lejos de tu nido,
me alejaste de huerto
y aunque mucho he sufrido,
por ti yo no he muerto.

Acepto que fue dura decepción,
difícil de superar
y aunque se partió en dos mi corazón,
creo que estoy listo para volver a amar.

Mis lagrimas el viento secará
y quedaran en el olvido,
donde la vida otra oportunidad me dará,
reparando lo que haya sufrido.

Existen momentos que querré olvidar,
escritos en una tarde soleada
que nunca he de borrar
como aquellos de una hermosa alborada.

Pero al final son tan solo remembranzas,
de un amor que no pudo ser,
en donde sembré falsas esperanzas
en el terreno de un aparente querer.

Pero eso ya es parte del pasado
y debo ver hacia el futuro,
buscar lo que siempre he anhelado,
caminando con paso seguro.

De todas formas gracias por la lección,
gracias por todos esos momentos,
que alegraron mi corazón,
pero que hoy forman parte de mis cuentos.

Y aunque te recuerde con nostalgia,
en mi pasado has quedado
atacándome a veces como una coxalgia,
que el analgésico tiempo ha calmado.