8 de febrero de 2011

AQUELLO...

A aquello que no
tiene fin,
como no tuvo principio,
sobrellevar
muchas cosas,
caminatas, imposibles,


de día, descansos
en la noche;
fundir a todos
los seres,
en el viaje,
fundirlos otra vez
en el comienzo
de nuevos viajes,
mirar hacia arriba
y hacia abajo,
y ver,
que nos espera,
por largo que fuere,
se extiende
y nos espera!