11 de marzo de 2011

PORQUE NO HE DE CREER



No soy un fanático religioso,
pero creo en un ente superior,
en un Dios omnipotente y todo poderoso,
que me cuida desde arriba con dulzura y amor.

Aunque es un poco delicado
con mi forma de actuar,
no tolera el pecado,
pero sabe perdonar.

Porque no he de creer
en nuestro señor
si cada día puedo ver
su piedad y su gran esplendor.

Porque no he de creer en su existencia,
si al despertar he de notar
su gran magnificencia
al permitirme otro día poder gozar.

Son tantas las maravillas
que cotidianamente contemplamos,
aunque a veces andamos a escondidillas,
de su mirada nunca escapamos.

He sido testigo de sus milagros
cuando creía la causa perdida,
en aquellos momentos blanquinegros,
que a veces se tienen en la vida.

A mi lado siempre ha estado
y siempre me ha fortalecido,
nunca solo me ha dejado,
aunque a veces yo lo he creído.

Por eso no llego a entender,
porque existen los ateos,
porque no pueden creer,
pero en realidad eso es problema de ellos.

Por eso vuelvo a repetir,
no soy un fanático religioso,
pero sin temor puedo decir,
que tengo un Dios que es amoroso.

Al cual siempre he de agradecer,
todas las bendiciones que me da,
las cuales a diario puedo ver
gracias mi buen JEHOVA.

Gracias por todas estas bendiciones,
a pesar de poco merecer,
por sacarme de esos montones
de gente que en ti no puede creer.

Gracias Señor por ser tan dadivoso
y enseñarme a corregir,
mi paso en este mundo escandaloso
en donde todos hemos de vivir.