30 de abril de 2011

Hipocresía



Gente que entra a una iglesia
Se persigna y reza
Parece gente sensible
Que el dolor de los demás
Le afecta
Pide perdón por sus pecados
Para ganar un lugar privilegiado
Ya se sienten libres de culpas
Piensan mi alma está limpia
Al salir de la iglesia
Aparece la indiferencia
Se les cae la careta
No se salva nadie de sus críticas
Como ciegos caminan
Sin ver el dolor de quien
Los necesita
Dejando unas monedas
Pretenden limpiar su alma
Y todo es pura hipocresía
Me gusta la gente que se compromete
Que el dolor no le resulta indiferente
Dios todo lo ve, ve la hipocresía
Dios mío perdóname por no
Visitar tu capilla
Prefiero ocupar mi tiempo
Con el dolor de la gente
Gente que me necesita.
No estoy libre de culpa tengo
Virtudes y defectos mucho
Pero hay algo que me caracteriza
Huyo de la hipocresía
De la gente que tiene mil rostros
Porque de algo estoy segura
En un lugar del camino sin aviso
La careta va cayendo, dejando
Las miserias del hipócrita al desnudo
Dejando dolor y desilusiones
En gente que entrego su mano
Con lealtad y cariño.
Con la frente bien alta
Voy caminado mi vida
Tengo mil defectos pero…
Rechazo sin piedad
La falsedad, la hipocresía!!!


“No hay peor ciego que el que no quiere ver”






Yo pretendo mucho más

 
No me quiera conformar

Con diamantes caballero

Ni con perlas ni castillos

Yo pretendo mucho más

No gaste en perfumes caros

Ni en ropa de Versace

Soy toda una señora

Y pretendo mucho más

No caeré rendida

Por una cena en Ralph Lauren

Ni por conducir una Ferrari

Yo pretendo mucho más

Tan solo quiero caballero

Un corazón muy tierno

Ser su dueña solamente

Para amarlo hasta el final

Tan solo pretendo

Como gran señora que añora

Un amor grande y sincero

Un corazón que me ame

Como tan solo yo sé amar.

Tarde me di cuenta

Que un ave en jaula de oro

Solo busca su libertad.

 
 
Perdóname Papá
Con la noche llega el miedo
Quiero escapar y no puedo
No distingo el bien del mal
Pero hoy algo hice mal
Mi mamá está en silencio
Estamos los dos en suspenso
Mi corazón se acelera y tiembla
Llego mi papito de la siembra
Se tambalea  huele mal  y golpea
Parece que tomo unas copas de más
Siento grito y golpes que a mí
Mamá le da, ella se porto mal
Su furia no termina con ella
Cuando tendida e inconsciente la deja
No me pegues papá
Perdóname si hice las cosas mal
El no escucha y golpea sin cesar
No siento ya dolor ni miedo
Mi cuerpito ya no tiembla
Parece que vuela  al cielo
Perdóname papá  siempre
Hago todo mal
Soy un mal niño papá.
Solo quiero que sepas
Que te quiero, ahora estoy bien
Ya no le pegues a mamá.
Pobre de aquel que maltrate a un angelito arderá en el fuego eterno y su cobardía no tendrá perdón, no es hombre el que maltrata a su mujer o a sus hijos es una fiera  endemoniada
Que merece estar  en una jaula.
Los niños son los mejores maestros de la vida ellos con su sencillez y su mirada franca nos enseña día a día son almitas puras no tocadas por la maldad, ellos hablan con la verdad sin importarles si lo que dicen caerá bien o mal, son el futuro  aprendamos de ellos a ver el mundo diferente con amor e igualdad…No al maltrato infantil ni a Mujeres.
 
Dama silenciosa

Dama silenciosa
Que regala sonrisas
Mientras tu alma llora
Por una injusticia
Nadie te dijo
Que la vida es injusta
Que sufre el inocente
Mientras el culpable
Sigue con su malicia
Ves de cerca la muerte
Y te hiciste su amiga
Le dices hoy no vengas
No quiero visitas
No ves que la noche llega
Y con ella una canción de cuna
La muerte espera...
Prolongando su ida
 
 
Si aún arde el fuego

Siento el vacío
Que me arrastra
Como hojas secas
A la deriva
Del viento
Tengo sed de amar
Y ser amada
Más me siento
Marcada
Con tus besos
De fuego
Como borrar
Las huellas
Que dejaste
En mi alma
Si aún arde el fuego

 
Me voy a dormir, Quiero soñar

Era una noche clara, con una luna brillante,
solo estábamos Tú y Yo, el cielo y el mar como testigos,
y la tibia arena que parecía invadir con su calor
nuestros cuerpos estremecidos por la emoción.
Las olas del mar sabían de nuestra felicidad,
la luna cómplice se ocultaba tras de las nubes,
para que nos pudiéramos amar.
Hasta que el calor de la arena tibia nos envolvió
y ahí no éramos dos, sino dos almas que se fundieron
en uno por tanta pasión.
Quiero dormir y soñar aunque sé que sin dormir
también sueño con tu mirar.