13 de abril de 2011

A VER CUENTA


La ilusión
alegre, que me pides,
la dejé donde?;
los ojos, de niña,
como el sol, roto,
en un río helado?
una mañana tibia,
mas blanca, que
las rosas blancas,
una mañana, tibia,
sonreía, en la piel
dulce a los besos, suaves,
liviano son, de violines, lejanos;
triste como el
suspiro, del bosque;
cuando, se va ,
la tarde fría,
el viento pasa, pasa, pasa
dejándonos ciegos,
sin centro,
sin equilibrio;
la luz y las sombras,
y entremedio, el río,
color de león;
yo lo ame!
siempre, en mis entrañas,
pobres, dolorosas,
insoportables,
de los años, que
pasan, pasan, pasan y pasan!



lidia-la escriba      soy un ser melancólico, hace tanto, que no río!  que no me sale la risa espontanea...para quien preguntó, que quería un poema alegre...lo siento