3 de mayo de 2011

LA PRIMAVERA

 
 
Hoy con la primavera,
soñé,
que me seguía un cuerpo
fino, como una dócil sombra,
era mi cuerpo, tan joven,
el que subía,
la escalera;
su luz de acuario,
trocaba el hondo,
espejo,
por la luz agria,
en un rincón
del osario;
la ausencia y la distancia;
volví a soñar,
con túnicas, de aurora,
firme, en el arco, tenso,
la saeta, del mañana,
la vista de la llama,
prendida, como
tejedor de esperanzas,
e impaciencias!