8 de noviembre de 2014

Donde volver a mirarme


Cambia la vida como cambia el día
cuando se despide de la noche;
como el beso mudo que perdió su te quiero,
como abrazo al anhelo del amor imposible.

Cambia la vida y el sueño se pierde en la palabra;
se hace grito y se hace nada;
sientes que te busca la templanza
y huyes poseído del dolor incomprendido,
y mueres un instante y ves que perdiste.

Es tiempo de sentir tu silencio
sin dejarte arrastrar, viviéndolo;
de volver a escuchar tu nombre
en el susurro de la ola que llega y te besa;
tiempo para sentir que quieres vivir.

Es la noche vestida de duda y llanto,
el frío del silencio que te desnuda
y te roba la sonrisa y se lleva tu calma;
es la noche sin sueños donde se perdió tu estrella;
un segundo de paz, una mirada serena,
sólo un instante donde volver a mirarme.


Autor: Juan A. Pellicer