12 de septiembre de 2010

Luces apagadas



No hay pan ni agua que sacie
la desnudez de velas tímidas
que alimentan luces apagadas.