11 de septiembre de 2010

SUBORDINACION

 
 
Subordinación,
resuena,
subordinación
apesta,
subordinación
no es buena,
subordinación...
que palabra,
tan mentada,
en los momentos
de muertes,
que palabra despreciada,
en las generaciones,
que vienen,
subordinación
en contacto
en la oficina,
en el banco,
en las playas,
en los
blogs,
en la licencia
perpetua
de quien te pone
al lado y
terminas
bajo el pie del opresor;
subordinación
no es meritoria,
en ningún caso,
solo la vergüenza
de los medios
de trabajo,
subordinados,
siempre,
al mejor postor;
y no agrego
valor,
por que de eso
no hay, en la
subordinación,
solo es un pretexto,
para reventar,
en pedazos,
las ideas,
la vida,
en fin: todo
o casi todo!