28 de septiembre de 2010

Pinceladas




Esta noche larga y fría de ausencias me gustaría poder escribir algo cálido.
Palabras que nombren sentimientos de cariño, de ternura, de agradecimiento. En ocasiones con una mirada o un gesto no hacen falta las palabras, pero en esta larga y fría noche de otoño, con la única compañía de la vela de la calma, encendida entre mis dedos, me doy cuenta de que a veces, no se pueden escribir ciertas cosas… Cómo se escribe un beso o una caricia o la infinita ternura de unos ojos? Alguien sabe hacerlo?.

 Pinceladas de miel iluminan mi sueño.

 Por los rincones de sombras se anuncia el nuevo día dibujando el arco iris de una sonrisa… mirada que abraza y se sonroja.

 Pinceladas de dulzura iluminan mis ojos.

Y me encuentro unas manos que tocan las mías. Noto calor y parece un abrazo, y  mientras, como un beso furtivo se enreda en mi falda dibujando un “te quiero” con humo de sueño.

Pinceladas de colores iluminan mis manos.

 A veces, recatada, me escondo entre las notas de una canción pero descuidada, vuelvo a caer en sus brazos… en los brazos de ese sueño iluminado de calor, que esta noche larga y fría… quisiera dibujar.