28 de octubre de 2010

BUEN DIA TRISTEZA

 
 
Hola tristeza,
cuanto hace que no
estabas,
cuanto hace
que me había
olvidado,
de vos,
hoy volviste,
con esa agüita
sucia,
que mancha de rímel
los ojos de la vida,
imagen patentada
la de la tristeza,
comparada;
esa inundación
de ríos de lágrimas,
de algunas propuestas,
muy cerradas,
de inventos, necesarios
para seguir adelante;
buen día
llegaste hoy,
pero ya te estaba esperando,
cualquiera de estos
días,
en mi cama, en mi cocina,
en mi ventana!