28 de octubre de 2010

Barro de mi tierra

 
 
 
 
Sobre el fondo lánguido de la sierra
el otoño te pinta, calma y bella,
colores en tus mejillas, mi estrella,
con el barro que brota de mi tierra.

Crujen las hojas, susurro sin mella,
de tu decirme al oír que se entierra
en las entrañas y supremo encierra,
en mi alma, la esencia que te destella

con cada brillo que en mi cara cierra
tu mirada, en la luz que sale de ella,
cortando sogas, la maldad destierra

y con tu blanco manto de doncella
me resguardas, y tu aliento me aferra,
en el confín del sentir que nos sella.

15/09/2010