26 de octubre de 2010

GUARDO...



Como Pandora desdichada,
guardo en una caja todos
los recuerdos de este viaje..
una estrella no encendida,
una melodía desafinada,
una luna menguante
un camino no andado,
una playa abandonada,
una habitación cerrada….
como decorados eternos
de esta historia no agotada.

Como Penélope inmune al olvido,
busco lugar en mi alma
para todo aquello que no quieres,
atesoro junto a tu recuerdo
todo aquello que regalas…
un mar de lágrimas
para navegar en tu ausencia,
una noche eterna
para soñar con tu entrega.
un día luminoso
para ver como mi sombra
es cada hora más negra.

No comprendo porque vuelves
nada dices, nada haces
reteniendo la vida,
no dejando que avance.
Me coges de la mano,
para luego soltarme
en ese punto justo,
donde nadie puede encontrarme.

Y como una niña perdida por las calles
vago entre por los recuerdos
buscando quien me salve,
quien me devuelva
de nuevo a tus brazos,
mientras un nudo en la garganta
el miedo a perderte, me pone
ahogando mis ansias
y no dejando que cuente
que tengo el alma rota
de ver como te alejas
sin poder llamar siquiera
alguna vez a tu puerta
que la tienes bien cerrada
por el miedo que atenaza
no saber que al otro lado agoniza…
la felicidad deseada.

Elizabetta
Agosto de 2010