3 de noviembre de 2010

UN DIA

 
 
Un día encontré unos ojos que imposible no mirar, cálidos suaves y transparentes, como brisa a la orilla del mar.
Otro día descubrí una sonrisa que como perlas tenia los dientes, franca ruidosa y abierta, que no podía esconder su hermosura.
Otros día observe unos cabellos que eran cascada meciéndose al viento, fino y sedoso lleno de vida, era tenerlo igual o lo lamento.
Y pasaron unos labios pintados colores rosa suave y aterciopelados, grandes, húmedos y perfectos, que el que los miraba quedaba anonadado.
Finalmente en le tiempo, paso caminando delante mío, encontré todo lo que vi. Un dia, y de ella me termine enamorando.

Robi