20 de diciembre de 2010

Solitaria...


Solitaria está la soledad
el silencio batió las alas
tomando para si el universo,
único el sentir de tu cuerpo
balancea la falúa de gala.

Solitaria la soledad del mar
busca el manantial nereida
que le cante su madrigal,
encapota el raso de la noche
la lucidez de la mente...

Solitaria y silenciosa el alma
no me canta la alegría,
se encoge, se repliega en si,
bajo el descenso sanguíneo
que estrangula las entrañas.

Solitaria la soledad de silencios
impuestos, a pagar sin piedad,
se cobran las bocas iracundas
soportales de piedra sin piedad
y la plaza despeja sus adoquines...

Solitarios, silencios de soledad
reconfortan, impuestos por la mar,
sucumbiendo a la musical salmodia
de las olas al retornar el acantilado,
es la fuerza del más allá. ¿Es esta...?
14/12/2010