6 de enero de 2011

COMO UN REFLEJO

 
 
Con el reflejo
del océano
de la vida,
me encamino por
las playas que conozco,
cuando pasaba por ahí
donde te bañan las olas,
allí murmuran,
roncas, sibilantes,
allí donde la vieja madre cruel
llora por sus hijos abandonados,
yo meditaba en una tarde
de otoño, mirando al sur,
retenida, fuera del orgullo
que me dicta poemas,




fui arrebatada, y en el borde,
el sedimento que representa
toda el agua
y toda la tierra,
del planeta;
fascinada viví, para seguir
las finas hileras de hierba,
espuma, costas, hojas
abandonado todo, por las mareas,
pensaba el antiguo pensamiento
de las semejanzas,
que tú me ofreciste,
cuando vagaba por las playas que conozco,
en busca de modelos!