26 de enero de 2011

LAS MISERIAS, DE NOSOTROS, Y DE OTROS

Las miserias,
anónimas,
son demasiadas,
para comprender,
que soy,
soy pluma,
soy ave,
soy el extracto,
de un montón de cosas,
una conjunción,
bajo la cual nací,
estrictamente
del sexo,
de la nada,
de nadie,
que yo conozca;
"conocéis el caramillo...
no príncipe,
si no saben tocar ten sencillo
instrumento,
como pretenden, tañer
las cuerdas mas intimas de mi ser"
seré el don que me dieron
siempre, en el arte,
no soy famosa,
en mi medio,
si me conocen
en las artes,
teatrales;
con eso no basta!
nunca basta!
ya que mi imagen,
detrás de las pantallas,
no proyecta,
que no soy poeta;
cada cinco minutos,
me lo recuerdan,
otros,
no mis amigos 
de este blog;
y el siempre sincero,
me cuenta las verdades,
y no los anónimos,
que revuelven
mi vida,
ya que no quiero perder,
un minuto,
hablando de ellos;
pero por salvar
mi blog,
doy ya casi mi existencia,
casi dije,
no toda...
sale demasiado mal,
que la 
paranoia salga de paseo.
otra vez,
después de mil
años luz,
cuando la vida,
estaba, en juego,
junto a la muerte
y escape;
cosas de juventud,
que veo reflejadas,
en quien me juzga,
pronto, mal y nunca
serán,
capaces, de comprender
que quiero decir,
en la mas sencilla de las palabras,
NUNCA MAS,
me molesten,
por que no se
el motivo
de la molestia;
pato, amiga, compañera,
Ana, compañera,
falsario, quino,
José, gracias
por estar!
les deseo
siempre, a los demás,
una buena vida!


y las esperanzas
espúreas,
yo las perdí,
hace tanto,
que apenas recuerdo;
pero cuando percibo
a aquel,
poeta, que tiene pensamientos!
lo besaría,
lastima que un océano 
separa, las palabras!
gracias...




lidia-la escriba el encomillado es de una escena de Hamlet, con su amigos...traidores