16 de febrero de 2011

Penumbras

 

Soledad
Frió intenso
Invaden mis noches
Solitarias
Alma en pena
Sedienta
De besos
Que me hagan
Sentir Humana
Solo siento
El frio de la nada
Que como daga
Filosa hace
Hace sangrar
Lo que queda
De mi alma.




Solo son letras que escribo, no riman pero las siento

Sola en mi cuarto, solo la tenue luz de la luna lo alumbraba
Y yo para ahí esperando que te acercaras, con tus primeros
Pasos sentí como mi corazón se agitaba y mis ojos te miraban
Sentí tus manos rodeando mi cintura, tus ojos que me consumían
Sentí tu boca rozando la mía y fue como un rayo de luz que
mi alma recibía.
Paso una nube cubriendo la luna y quedamos a oscuras con tus labios
húmedos muy cerca de los míos.
Sentí como una luz invadía mi cuarto y ya no era la luz de la luna
eran los rayos del sol anunciando un nuevo día
y yo ahí sola en mi cuarto viendo como tu imagen se desvanecía.

 

Para alguien muy especial que llena mi vida
Para Ti mi niña
llegaste a mi vida y la llenaste de luces de todos colores,
la naturaleza se veía reflejada en tu mirada inocente y pura,
cuando te vi no creí que mi corazón pudiera amar con tanta intensidad,
te miro y pareces un angelito en la tierra y me siento especial por tenerte a mi lado.
Mi niña, nombre de ángel, pasan los años y tu pureza sigue intacta,
hay días que me pregunto, serás como un ave de paso....?.
serás un ángel que Dios quiso que me acompañara....?
niña mía, Tú no sabes de rencores ni malicias, "Tu eres el amor",
eres como un día de sol, que con su calorcito le das tibieza a mi alma,
pasan los años y soy feliz con tu sonrisa, con tus caprichos, viéndote dormir,
pero también con el pasar de los años, viene el temor de perderte,
Mi niña de ojitos verdes, llenos de esperanzas, llenos de amor,
no puedes caminar, no puedes correr, pero de alguna manera estas
conectada con la naturaleza, es como si te comunicaras con ella,
veo como los pajaritos se te acercan, las mariposas revolotean a tu alrededor,
mi niña, cada día me enseñas a ver alegría en las simples cosas,
y cuando tus ojitos ven en los míos temor, "un te amo",
es como si me devolvieras la esperanza y la fe, y renuevas mis fuerzas.
Mi niña, pedacito de cielo, te amo tanto, lo sabrás...?.
Mi niña de ojitos verdes, donde Dios quiso reflejar toda la naturaleza,
dale calma, bondad, inocencia a mi vida y no dejes de enseñarme
día a día donde radica la felicidad, en las cosas más simples,
y dentro de nuestro corazón. Te amo, SOS mi vida y fortaleza.
Lo escribí una de esas noches en que sentís cuanto sufre el alma,
no es poesía, no es verso, solo son palabras que salieron de un corazón triste.

Cálida madrugada
Quede rendida en tus brazos
y mis ojos se cerraban
que cansancio divino
sentí esa madrugada
al despertar estabas ahí
y juntos vimos el alba
hoy para mí es un recuerdo
que llevo muy hondo
en el alma, recuerdo que
dejo huellas muy profundas
de una cálida madrugada.