16 de febrero de 2011

PARA AMAR A OTRA PERSONA



Para querer a alguien más,
debes empezar por quererte,
entender lo que deseas
y no dejarlo todo a la suerte.

Para amar a otra persona,
amate tu primero,
tu libertad pregona
no te encierres en algo ligero.

Conoce bien tus debilidades
y apréndelas a superar,
resalta tus cualidades
y muéstralas a quien quieras amar.

Debes ser sincero contigo mismo
y aceptarte por lo que eres,
sin caer en el egoísmo
de aceptar a otros seres.

Mantén alta tu autoestima
y date un gran valor,
para alcanzar la cima
cuando encuentres un verdadero amor.

Deja a un lado la soberbia,
la cual está llena de vacuidad,
cercana a la protervia,
que te sumerge en la soledad.

No uses caretas,
no quieras aparentar
con mentiras o facetas,
tu verdadera forma de actuar.

Porque el amor debe ser sincero,
sin poner alguna condición,
por eso acéptate primero
y luego entrega tu corazón.

Aunque el amor a veces es traicionero
y te puede llegar a herir,
debes quererte primero,
para evitar el sufrir.

Pero eso no ha de tener importancia,
si en verdad te has de querer,
si creas en ti la tolerancia,
de acoplar a otro tu hermoso ser.

Recuerda en mantener la humildad,
cultivando siempre tu fe,
para agradar en realidad
a nuestro Dios que todo lo ve.