2 de marzo de 2011

ME MUEVO

Me muevo
al compás de las comparsas,

dichas, pobremente,
me muevo arriba y abajo,
no de costado;
me muevo y aprendo
sensaciones
oblicuas,
anegadas de dolor,
de misterios,
aun no resueltos,
que pasan por 
la piel y 
el pensamiento;
piel que se inscribió,
como alguien dijo,
llevando a cuestas,
lo que cuesta,
y no;
sensación extrema
helada, fría, ausente,
que paso, por siempre,
y renazco, tibiamente,
bajo el agua
tibia, que acompaño,
con perfumen es
de oriente;
me muevo, en la razón,
de mi propio pensamiento
auxiliar, que no se detiene,
y pienso,
verdades y cuentos,
de hadas, que nunca,
en mi estuvieron,
salvo recreando,
el paso de comedia:
me muevo despacio,
para que tu me leas,
despacito, lento,
y comprendas
las historias
de mis propios cuentos,
que a menudo
suelen perderme,
en el laberinto
de la sal, del alimento, de la cuna
que aportan
sentimientos!