31 de mayo de 2011

DESENGAÑO

Si no desconfío,
soy imperdible;

me lleno de calma,
pero-siempre lo habrá-
me han ido robando,
de a poco, cosas,
bufandas,anillos,no se si pulseras;
entonces aparece la incomprensión
del acto,
y la duda,queda,siempre,
para quien ,aparezca,
nuevamente,en esta
casa;
no me gusta,
desconfiar, y menos sin comprender,
pero la alerta, quedará,
por el despojo, perpetuado,
sin valor monetario,
pero si cargado de afectos,
ya que habían llegado,
a mis manos,
a través de regalos, y cuando veo, lo robado,
en el cuello de otra,
y le digo: estas usando mi bufanda,
la respuesta:no,lo compré el otro día...

si en lo cotidiano,
suceden estas, situaciones,
no estoy alerta, lo suficiente,
para,acusar,a alguien,
de mentiras, falsarios, provocadores,


 
intermitentes,
que pasan por el blog;

será verdad o no será verdad?
esto queda, por cuenta
y cargo,
en mi percibir,
y si, me desahogo!
por que, que pasa, no puedo?