28 de junio de 2011

DESLIZ




Se me olvidó la lágrima.


Al mirar tu retrato

sentí que la mejilla me sangraba,

recordé otro verano

otro rio

otras avenidas sombreadas.

Supongo que el verano dilata las pupilas

y diluye los colores del pasado.

Ya sé que este calor dura un momento

pero duele extrañarte

y esta humedad que hiere el rostro

es muy salada.


Les dejo su Web para que lo visiten, un rinconcito lleno de sensibilidad.