4 de julio de 2011

Redefiniendo soledad




Soledad de dolores,
muchedumbre decide cada día
convertirse en tu enemiga.
Hablando de tu guerra contra ellos,
recorren las calles y los cuadernos.
Profieren tu cizaña
y tus intenciones de matar el alma.
Soledad de tristezas y lágrimas,
traducida como el veneno
puesto en el cuerpo para robar el aliento,
y usurpar el lugar del sosiego.
Millares rezan para que te alejes,
cierran sus puertas cuando te sienten llegar,
Te repudian soledad,
te insultan sin dejarte hablar.


Hoy te redefino en mi vida,
porque entiendo que tienes
propósito sagrado en mis días.
Pido paz, y tú me la darás.
Sueño un reencuentro con mi interior
ahora vislumbro que tienes la llave
para armonizar la razón con el corazón.
Hoy te redescubro, y te llamo amiga,
te abro la puerta de mi casa,
te recibo como cómplice de alegrías,
Acepto tus regalos de esperanza,
Consiento tu gracia y tus dones
en un nuevo mundo para mi,
de soledad sin dolores.

Les dejo su Web para que la visiten.