5 de septiembre de 2011

ENCUENTRO LITERARIO 2011




Fué un encuentro maravilloso, el tiempo pasó volando, me quedé con un inolvidable y hermoso recuerdo en mi corazón porque cada una de Ellas es única e irrepetible, mujeres valientes, con talento y sobre todo con mucho calor humano, las adoro a todas.
Les cuento que estas fotos son del almuerzo del día 3 de septiembre, el día 2 fui al encuentro Literario pero como siempre despistada olvidé mi cámara y no pude sacar fotos a todos, pero si les dejo sus direcciones web para que las visiten, Gracias por compartir tan grato momento.
les dejo todo mi cariño, que Dios las bendiga a todas/os














Les dejo este cuento que Eliane nos regaló a todas.
 

Equivocación


Un mensajero le trajo, muy temprano, un sobre.

Al abrirlo, encontró una carta y una rosa negra.

Sin comprender, empezó a leer la misma.

Era su amada novia que le decía, que todo había acabado entre ellos.

Su explicación fue, que una pareja no podía vivir su vida juntos, sin plena confianza uno del otro, lo cual ella tenía hacia él, hasta ayer a la noche.

Ella tuvo que salir a buscar una farmacia por un horrible dolor de cabeza y fortuitamente pasó delante de ese hotel.

Y de pronto, lo vio en el hall, abrazado a una bella mujer y ambos reían…de qué?...De ella?

No quería recibir ninguna explicación, basándose en la confianza mutua, que había sido traicionada por él.

Daba por terminada la relación, sin ningún otro comentario.

Miró la rosa que parecía llorar…se sentó abatido y en voz alta exclamó:¿¿Y ahora como le explico , que era mi hermana, que llegó de improviso?
 

Muchas veces nos formamos opiniones de personas que no conocemos, sin darnos la oportunidad de llegar y conocerlas.
Me encantó este cuento de mi querida Eliane, sencillo pero que encierra una gran verdad.
A mí me dejó una lección de vida, Gracias querida Eliane por regalarnos esta bella reflexión.
Y a pesar de la distancia también estuvo con nosotros nuestro querido amigo Alfonso Baro a quien admiro y respeto por su talento y su gran corazón.

Los quiero, son maravillosos, fue un honor compartir esos momentos con todos.
y quiero agradecer a Normita y a Bali por hacer posible este encuentro, que se repita.