5 de agosto de 2010

DE AQUEL QUE RIE SIEMPRE

 
 
Que pregunta,
cerrada,
a la respuesta;
que sanamos la vida
siendo alegres?
que perdemos
las horas,
mirando,
siempre mirando,
un programa divertido?
donde está el humor?
donde estas,
me pregunto,
porque sinceramente,
no encuentro
alegría,
solo somos pájaros,
comiendo de la mano,
del poderoso,
don, y donde
quedó la risa?

 

la mía, la tuya, la nuestra?
en la infancia?
no, porque a veces,
no siempre,
la infancia son
recuerdos,
de un patio de cenizas,
de un cielo frío,
y órdenes, que
acatar, siempre...
como, donde se perdió
la risa?
entre los varios
dolores,
ese, es otro dolor,
que no podré recuperar;
y usted?