4 de agosto de 2010

DEL OCEANO, AMI



Del océano
rodante,
de la multitud,
una gota
llegó a mi
suavemente
y me dijo, al oído:
TE AMO,PRONTO MORIRÉ,
he recorrido una gran distancia
únicamente para mirarte
y palparte,
porque no podía morir
sin haberte mirado, una vez,
porque temía perderte;
vuelvo en paz al océano,
mi amor;
yo también soy parte
de ese mar, mi amor,
no estamos muy lejos
el uno del otro;
mira la redondez,
la cohesión de las cosas
!que perfectas son!
en cuanto a mí,
el mar irresistible
va a separarnos;
espera un momento
saludo al aire, al océano y la tierra,
todos los días, al atardecer,
por ti, mi amor.