3 de septiembre de 2010

Esa que está junto a mí

 
 
A esa que está junto a mí, al cabo de tantos años, aún resulta bonito, si... al cabo de tantos años, aún me apetece decirla  de vez en cuando... ¡¡¡TE QUIERO!!!





Esa que está junto a mí



Esa mujer que a mi lado
dejó los años pasar,
que ha sufrido y ha gozado
ha reído y ha llorado
siempre sin dejar de amar,
esa mujer que ha tenido
en su pecho tanto amor
que hizo de su casa un nido,
en el que yo me he sentido
protegido y protector.
Esa que estuvo a mi lado
animándome a seguir
cuando yo, desanimado,
ya me creía acabado
y me quería morir...
esa cuya lozanía
se ha quedado marchitada
y que se siente olvidada
por aquellos que quería
de una manera abnegada...
sigue siendo el baluarte
que siempre me ha protegido,
siempre dispuesta a salvarme
siempre dispuesta a ayudarme,
siempre protegiendo el nido.
Y ahora que está menos bella
porque los años castigan,
necesita que la digan
que alguien se acuerda de ella.
Que sigue siendo la estrella
que ilumina y da calor
con su brillante fulgor
a ese nido al que amorosa
entregó siempre mimosa
la vehemencia de su amor.

 
J. F. Bravo Real