5 de octubre de 2010

Como Caído del cielo



Todo comenzó como una simple ilusión,
un simple y sencillo anhelo,
que añoraba el corazón
y no recibía consuelo.


Todo comenzó como un sueño,
algo difícil de imaginar,
por todo aquello que en su vida acontecía,
a pesar de su arduo empeño,
por mas que se habría de esforzar,
su meta no conseguía.


Su arma más fuerte una plegaria,
humilde y  constante,
que al fin conseguiría,
conmover al cielo en un instante,


Rogaba a diario con fe y devoción,
por un pequeño infante,
lo hacia de corazón,
diciendo siempre DIOS mediante.


Era tan fuerte su clamor,
imposible de ignorar,
pues se encontraba llena de amor,
lista para darlo al bebe que había de soñar.


Y como caído del cielo,
su milagro ha encontrado,
logrando su anhelo,
aliviando su corazón atormentado.
Felicitaciones querida amiga,
Dios te ha escuchado,
y te ha dado una nueva bendición
que a pesar que no estuvo en tu barriga,
es quien habías esperado,
para llenar tu corazón.


Dadle a gracias al señor,
por concederte un momento hilarante,
por darte con su amor,
el poder tener a ese infante.

Llenate de alegría y de gozo,
por este gran acontecimiento,
quitate el esbozo
y rie como yo alegre y contento.


Gracias mi Dios por esta inspiración,
por tener esta oportunidad,
de compartir la emoción,
que pose esta querida amistad.