15 de octubre de 2010

Voy en Soledades

 
 
Voy siendo un pasado que camina a tu encuentro,
el tiempo no me delata
y me detengo a cada instante a mirar los ayeres que me surgen por el camino.

Converso animosamente con el rumor de los vientos encontrados
en las copas de los árboles,
cruzo breves miradas con aquellos otros que te buscan
tan ofuscados como yo,
en ser los primeros en adivinarte.
Tú te distancias  de todos ellos
y a mí me conformas con la equidistancia del olvido.

De repente, otra voz me llama
y los caminos se bifurcan formando versos.
Padezco por un instante el miedo a la nada, y las estrofas escritas,
dejan blanco el destino que guía mi mano.

Escribo entonces en la arena tu nombre,
y amanezco poeta,
en esta mañana de soledades.