7 de noviembre de 2010

Al borde del acantilado

 
 
Al borde del acantilado
te alumbraba el atardecer
destacando tu hermosura
que retrataba mi retina
y tus labios se estremecen,
palpita tu pecho inhiesto,
se trasparentan tus encantos
por entre el algodón blanco
que me llama para desvestir
tu cuerpo y en el reposar mis besos…

10/10/2010