12 de diciembre de 2010

Alas de libertad



Que soy tu vida, que soy tu anhelo.
Que sin mi sufres, que solo yo te lleno.

Que tu vida esta vacía desde que me
dejaste ir y el sufrimiento se apodero de ti.

Que la lluvia no te moja y el sol
solamente te da escalofríos.

Que la música no tiene melodía y ahora
los colores de los atardeceres
son blancos y negros.

Que la luz se apago y en silencio quedo
la película que poníamos cada noche
en lo que era nuestra habitación.

Me dejaste ir, desplegué mis alas, volé alto,
toque el sol, dijiste que no podía, que era imposible,
que no lo intente, que consumiría mi alma en llamas.

Toque el sol, baje al infierno, toque la luna,
subí al cielo, embriague tu recuerdo con vino tinto
y salió de mi con el humo de mis cigarrillos,
tome las cenizas, subí al monte y las deje volar.

Que afuera hay peligros, es cierto.
Que contigo hay seguridad, es cierto.
Que no todos dicen la verdad, es cierto.
Que la genta usa antifaz, es cierto.
Que algunos me engañaran, es cierto.

Pero me dejaste ir, abriste mi jaula de oro,  
desplegué mis alas, volé alto y aprendí a vivir.

Libertad me llevo, me hablo de historias con vida,
me hablo de volar y sentir la brisa del mar,
me dijo que toque el sol, que no me quemara, 
que no tenga miedo, que me permita a mi misma soñar.

Paz me acompaña y no quiero que se vaya,
vuela conmigo y me trae calma, el beso de Libertad
me ha dejado anonadada, embriagada, excitada
y con ansias de mas.

Paz y Libertad me han enamorado,
no quiero dejarlas,
he decidido quedarme a su lado.