17 de diciembre de 2010

Atracción

 
 
La atracción no es esquiva
entre seres moribundos.
Dos almas se encuentran
en el hades del otoño.
otoño de vidas, otoño dormido
en silencios profundos
Corazones de piedra
de piedra viva y sempiterna
vibrantes desde el tuétano,
corazones enternecidos
al margen de la nada
Tu mirada y la mía
un cómplice entusiasmo.
 entre efímeros tragos
de ese alcohol deidoso.
Puedo escuchar las voces
de un cantar desesperado
que emana tu alma sedienta
por  rozar aquel cáliz
de sangre , de esperma y de hiel.