18 de diciembre de 2010

LOS DOS


Si contemplo tus ojos
En forma permanente
cada instante que transcurre
No los puedo mirar
En forma indiferente.

Cuando apoyas tu cabeza
En mi pecho
Me siento en medio de un jardín
Hermosos aromas despiden
Sin cesar, que adornan
Mi vida y no tienen fin.

En los ratos que me apoyo
En ti, siento el sostén
De mis inquietudes.
Descanso tranquilo y sin
Pausa y siento contención
En mis actitudes.

Se que para mi sos todo
Recepcionando lo que hay
En todo tu ser
Duermo confiado, las horas pasan.
Continuando los dos
En todo lo que hay para hacer.



Robi