15 de diciembre de 2010

QUERERTE

 
 
Manada de arterias
cardúmenes de esbozos
sueños sin troquel

el latido ajeno a la plegaria
viendo como muerde la vida
cada cosa a su paso

hay dogmas que solo hablan en silencios
y amores tan puros como alabastro

no sabe de concesiones lo auténtico
y el temblor del pecho no se equivoca

estás sembrada en mis entrañas
como amaneceres en los almanaques

zurces mi sed a la epopeya
y haces que solo importen tus brazos
sin preguntas

mientras descubro la belleza de quererte
sin advertencias ni futuro
sin cánones ni puntos cero

solo/ apenas/ y tanto:
quererte