9 de enero de 2011

LA VERDAD DEL HOMBRE





La verdad del
hombre,
empieza donde acaba su
propia tontería,
pero la tontería
del hombre, es inagotable;
el orador nace,
el poeta se hace,
con el auxilio de los
dioses;
lo corriente en el
hombre,
es la tendencia a
creer verdadero,
cuando aporta
alguna utilidad; por eso hay tantos hombres,
capaces de comulgar,
con ruedas de
molinos;
no olvidemos,
sin embardo
que lo corriente
en el hombre,
es lo que tenemos en común,
con otras alimañas,
pero lo estrictamente
humano
es creer en
la muerte;
no es un deber
retórico,
es engañar al hombre
con sus propios deseos,
porque el hombre
ama la verdad,
hasta tal punto,
que acepta,
anticipadamente,
la mas amargas,
de todas!