18 de enero de 2011

Reo en el tiempo

 
 
La libertad se condena,
la pequeñez se siente inmersa,
semilla en la inmensidad del suelo,
sobre mi cabeza y mi alma.
Alargan sus manos hacia el cielo
monstruosas moles de cemento
acristaladas con ojos de mosca,
brillantes y altivas.
Enjambré de humanos
Viviendo  en su interior,
presos en el tiempo,
buscando la libertad
a golpe de sirena.
Miles de sentimientos en sus columnas
pensamientos diversos de culturas distintas.
Cárceles cómodas
esposados a un monitor de plasma,
máquinas que te hacen reo
en asientos cómodos,
inmersos en documentos escritos
sin ningún sentido articulado,
dándole ordenes de alguien con aire superior
creyente sin fin  a  golpe de mandato.
Alegrías y tristezas
que se acaban con la llegada del Weekend,
libertad provisional de momento,
libertad de la cárcel de su vida,
buscado en el tiempo futuro
el final de su condena.