20 de febrero de 2011

TU LATIDO....



La marea humana fluye incesante,
me aboca silenciosa al fin del viaje,
y resignada entrego mi ropaje,
con mi fe sutilmente agonizante.

Guardaré con tu amor de cruel amante,
todo lo que llevo como equipaje,
junto a lo que me sobra de coraje
para vivir sin ti ese último instante.

Siento añoranza,.. mi amor prohibido
no supiste guardar como un tesoro,
la locura que nos ha acaecido...

Y voy con el corazón encogido,
y el alma perdida ahogada en lloro,
añorando vuelva a mi tu latido..

Elizabetta
Febrero de 2011