28 de julio de 2011




VIAJE

 
Estuve donde sólo el ave
reta al cielo,
en un lugar ajeno al hombre.
 
 
Y éste, en su orgullo
se atrevió en su escollera
al atroz sonido de la muerte.


Estuve en la enorme señal
de lo diminuto que nos vemos
si el planeta se muestra inalcanzable.


Hilo de plata, gema brillante
endeble cohesión
entre cuerpo y espíritu.


Hipótesis, reencarnaciones
naturaleza pictórica y admirable;
agua azul... manantial de vida.


Quino©


Les dejo su Web para que la visiten, es muy bella.